Miércoles, 17 de julio de 2024

  • Revés para la FGR

Liberan a general acusado de las desapariciones en el caso Ayotzinapa

  • Acusado de delincuencia organizada en relación con la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en 2014
Martes, 09 Julio 2024
  • Por:  Rebeca Solano
Caso Ayotzinapa Caso Ayotzinapa Internet

El reciente fallo judicial que ordena la liberación condicional del general José Rodríguez Pérez ha generado una gran polémica en el contexto del caso Ayotzinapa.

 Rodríguez Pérez, acusado de delincuencia organizada en relación con la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en 2014, deberá pagar una multa de 50 mil pesos y presentarse cada 15 días a firmar, además de tener prohibido salir del país y acercarse a las víctimas.

Rodríguez era comandante del 27º Batallón de Infantería de Iguala, Guerrero, durante la desaparición de los estudiantes.

Su liberación se suma a la de otros diez militares señalados en el caso que también están en libertad, aunque el proceso judicial no ha concluido.

Aún permanecen en prisión el capitán José Martínez Crespo, el subteniente Fabián Pirita Ochoa y el sargento Eduardo Mota Esquivel.

El 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron detenidos por la policía y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos.

Durante años, la versión oficial del gobierno de Enrique Peña Nieto fue que los estudiantes fueron asesinados por Guerreros Unidos al ser confundidos con miembros de un grupo rival.

Sin embargo, familiares y defensores de derechos humanos han denunciado que se trató de un crimen de Estado y que el gobierno ha encubierto la verdad.

La liberación de Rodríguez Pérez representa un revés significativo para la FGR, que ha estado trabajando en el caso Ayotzinapa.

La decisión judicial podría interpretarse como una señal de debilidad en la persecución de los responsables.

La decisión ha causado frustración y desconfianza entre las familias de los desaparecidos, quienes han luchado incansablemente por justicia.

La percepción de impunidad puede profundizar el dolor y la desesperación de las familias y de la sociedad que clama por verdad y justicia.

La administración de Claudia Sheinbaum, próxima presidenta, enfrenta un reto significativo en términos de atender las demandas de justicia y transparencia en el caso Ayotzinapa.

Las madres buscadoras y los colectivos de derechos humanos esperan que su gobierno tome medidas firmes y efectivas para esclarecer los hechos y responsabilizar a los culpables.

 La creación de mecanismos como un Banco Nacional de Datos forenses y mesas de trabajo regionales podría ser crucial para avanzar en la resolución de casos de desapariciones forzadas en México.

La situación subraya la necesidad urgente de reformar y fortalecer las instituciones de justicia en el país para garantizar que crímenes de esta magnitud no queden impunes y que las víctimas y sus familias obtengan la justicia que merecen.

Valora este artículo
(0 votos)