Miércoles, 24 de octubre de 2018


Columna: Columna Invitada

Un gobierno panista de escándalo… y corrupción

Lunes, 08 Octubre 2018
  • Por:  Álvaro Belin Andrade/ Hora Libre

 

Con la revelación de las presiones y amenazas que diputados panistas estarían ejerciendo contra el Auditor Superior del Orfis, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, para tratar de apagar el fuego de las observaciones por posible daño patrimonial ocasionado por funcionarios del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, en particular de los hoy senadores Julen Rementería del Puerto e Indira Rosales San Román, los escándalos de los panistas en el gobierno estatal y en la Legislatura han aflorado.

El líder cameral que se eternizó en la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), gracias a una serie de atrocidades jurídicas y compra de opositores, el diputado Sergio Hernández Hernández, tuvo también su momento de gloria mediática en septiembre, y no precisamente por cuestiones de reconocimiento o hazañas positivas.

Mientras gastaba, junto con otros diputados locales panistas y diputados electos del PAN, PRD y Morena en el paradisiaco puerto de Mazatlán, en Sinaloa, so pretexto de la XIII Asamblea Nacional de la Conferencia Permanente de Congresos Locales (Copecol), en Xalapa se buscaba hacer efectivo el desalojo de Luz María Landeros Becerra, de 87 años, de una casa de su propiedad, por parte de su hijo David González y de su nieta Beatriz Gea González, esta última asistente a una Casa de Enlace del diputado panista, quien se presume la habría asesorado jurídicamente para lograr el fallo en su favor, en detrimento de una anciana que quedaría absolutamente vulnerable.

La reunión de diputados locales en la Perla del Pacífico fue motivo de notas críticas en publicaciones nacionales, como el periódico El Universal, porque mientras 11 de los 18 municipios sinaloenses eran víctimas de las fuertes lluvias que inundaron miles de hogares y destrozaron carreteras, 370 diputados de 28 congresos locales se dieron la gran vida, a propósito de una reunión que no debió aportar demasiado en términos de nuevas leyes o mejora de las existentes.

Mientras eso ocurría a más de 1 mil 200 kilómetros, en el número 70 de la calle Miguel Palacios, en el centro de Xalapa,  fuerzas policiacas llevaban a cabo el desalojo de la anciana, luego de que sus poderosos descendientes ganaran un juicio de acción plenaria de posesión, en una jugada en que desde entonces se señala al diputado Sergio Hernández como uno de los auspiciadores, y que hoy involucra hasta al tenebroso presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña, otro de los personajazos del ‘gobierno del cambio’.

Pero los escándalos de Sergio ‘El Bailador’ Hernández ya habían superado a cualquiera de sus antecesores como líder cameral. A las maniobras ilegales que le permitieron permanecer en la coordinación de la Jucopo durante los dos años que durará la actual Legislatura, el joven diputado ya había dado muestras de espíritu bullanguero, lo que le valió fama de contumaz consumidor de bebidas espirituosas, bellas mujeres y otras sustancias excitantes. Pero, como su amigo Julen Rementería, hoy Senador, utilizó el presupuesto del Congreso para beneficiar a su líder partidista, Pepe Mancha, con convenios de publicidad a medios súbitamente creados y administrados por su suegra.

Las benditas redes sociales

“César Yáñez no cometió una “imprudencia”. Fue un error determinante. Un golpe de tres bandas: al proyecto, al presidente electo y a sí mismo. Una cosa es casarse de manera ostentosa y otra es hacerlo público de manera deliberada: Aquí ‘el medio es el mensaje’”. Jenaro Villamil @jenarovillamil

Viene contrademanda de doña Luchita

Lo que se le viene, al menos mediáticamente, es algo grueso. El abogado defensor de la señora Luz María Landeros Becerra, doña Luchita, quien a sus 87 años está en un tris de ser desalojada de su vivienda y arrojada a la vía pública, ya ha anunciado acciones en contra del diputado asesor e, incluso, del presidente del TSJ, Edel Álvarez Peña.

En efecto, el abogado Tomás Mundo Arriasa ha anunciado que, a finales de este mes, será denunciado por el presunto delito de tráfico de influencias el diputado panista Sergio Hernández y podría alcanzar hasta el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña, por haber nombrado como juez (y responsable del caso) a un abogado que apenas cumplía un año de haber egresado de la facultad, cuando deben ser cinco como la marca la Ley Orgánica del Poder Judicial del estado.

El abogado dijo a reporteros que se están pidiendo informes al juzgado y los plazos de los lanzamientos, aunque ya se observa que se acortaron las distancias, además de que la parte denunciante tiene una relación con las Casas de Enlace del diputado Hernández, a quien atribuye haber incurrido en tráfico de influencias, pero también contra el juez. Y en el tema están metidos cinco abogados, quienes también irán contra el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña, “porque, como dice el presidente yo decido quien puede ser juez, y eso no es así".

Ante acusaciones en su contra por este caso tan sensible, el diputado Sergio Hernández Hernández reaccionó unos días después mediante un comunicado en que niega haber participado en el juicio. En la carta dijo conocer a Beatriz Alicia Gea González, nieta de la señora a la que ella y su padre buscan despojar, y reconoció que participa en Casas de Enlace. Sin embargo, aunque reconoce que en su oficina como diputado “brindo junto con mi equipo de trabajo asesoría y orientación legal”, en el proceso legal que mantiene la señora Beatriz Gea González no se ha involucrado de ninguna manera.

Y remata: “Rechazo de manera contundente las versiones que afirman mi participación en este asunto. Es un tema muy sensible entre particulares, del cual soy respetuoso y espero en breve alcancen un acuerdo satisfactorio para ambas partes.”

En el poder judicial, solo abusos y caprichos

Si quien encabeza el Poder Legislativo ha dejado más escándalos que logros en sus casi dos años de liderar no solo a la bancada panista sino el destino de las órdenes del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en materia legislativa, el del Poder Judicial se lo lleva de calle, tras haber convertido el máximo tribunal de justicia en un verdadero changarro personal, en el que ha colocado a cuates y amigas íntimas en puestos que les han quedado grandes, como el caso que menciona el abogado Tomás Mundo.

De su atrabiliaria gestión, bastaría con destacar lo que ha acordado con las altas esferas del Poder Ejecutivo de Veracruz, la posible debilidad de la causa contra el exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, para que el caso estalle en los primeros días del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

En efecto, lo que emergió a la opinión pública es que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, con la complicidad de sus incondicionales en el Poder Judicial, intentaría poner en libertad al exsecretario de Seguridad Pública en las primeras semanas de diciembre, ya con el gobernador de Morena en el poder. La idea tomó forma con los movimientos que instruyó el magistrado presidente el TSJ, Edel Álvarez Peña.

Álvarez ordenó la remoción de la magistrada Lizbeth Hernández Ribbón de la Quinta Sala en Materia Penal, en donde se atiende el caso del exfuncionario de Javier Duarte, para ubicarla en la Sala Constitucional y quitarle el caso. Hernández Ribbón es funcionaria judicial de carrera y se ha colocado como franca opositora a los abusos que, desde la Presidencia del TSJE, se han cometido.

A dicha sala envió al joven Magistrado Amadeo Flores Villalba para hacer equipo con Beatriz Rivera Hernández, y juntos encargarse del caso Bermúdez, con la aparente intención de dejarle una papa caliente al próximo gobernador Cuitláhuac García. En lugar de Hernández Ribbón, se impuso al Secretario de la Sala, incondicional de Beatriz Rivera y de Amadeo Flores, quienes quieren revocar la vinculación a proceso del temido exjefe policiaco de Javier Duarte.

Lo que intentará Edel —expriista, exfidelista, convertido a yunista— es heredarle a Cuitláhuac García Jiménez un expediente enclenque para que, iniciado su gobierno, la sala libere de las acusaciones a Bermúdez y entonces se le señale de acordar su liberación. El primer paso ya lo dieron.

De los trasiegos en materia de recursos humanos a su modo y conveniencia, o a su gusto y excentricidades, ya hemos hablado en anteriores artículos.

Yunes, el mentiroso

Un cuento memorable de Jorge Luis Borges me hizo imaginar este subtítulo, "Funes, el memorioso". Lo que voy a referir en las siguientes líneas, sin embargo, poco tiene que ver con la extraordinaria memoria del personaje de este cuento incluido en el libro Ficciones, publicado en 1944.

Mientras decenas de ejemplares de fauna silvestre aparecieron muertos por los derrames de Pemex en dos arroyos del municipio de Nanchital y se recomendó a la población de las inmediaciones refugiarse en albergues para evitar afectaciones a su salud, en el Parque Juárez de Xalapa, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares (más interesado en precisar los datos de la deuda que se ha negado a pagar al SAT por impuestos retenidos y no reportados por Javier Duarte a la Secretaría de Hacienda) afirmó que el derrame estaba totalmente resuelto.

También negó que exista una afectación al medio ambiente: "Fueron 25 personas que se refugiaron, luego llegó a 96, pero Pemex logró contener el derrame y se regresaron a sus casas. No hubo afectación ambiental, Pemex detectó muy rápido el derrame y lo pudo cerrar y no llegó a Coatzacoalcos".

Los reportes periodísticos, sin embargo, evidenciaron graves daños al medio ambiente, en particular en peces, reptiles y aves, y afectaciones en las actividades de pesca. El Diario del Istmo, incluso, asegura que la peligrosa sustancia que contaminó los arroyos Santa Elena y Tepeyac, en Nanchital, “también habría llegado al río Coatzacoalcos”, según versiones de Román Domínguez Jiménez, pescador encargado del consejo de vigilancia de la cooperativa ‘Gavilán del Río Coatzacoalcos’, al menos a dos kilómetros río arriba del puente Coatzacoalcos I.

Esa misma fuente informa, en su edición del sábado 6, que hasta ese momento la paraestatal no había informado sobre la sustancia que derramó ni si la fuga ya había sido controlada.

Hace tiempo que Yunes Linares solo niega la existencia de los problemas. Cree que todo se resuelve con decir que no existen y eso mismo hace que se despreocupe de ellos. De la enorme agenda de temas del gobierno estatal, desde un principio decidió enfocarse en unos cuantos y los demás dejarlos al garete.

Por ejemplo, nada de pagar deudas heredadas, aunque ello genere en el presente y en el futuro graves problemas; tomó los temas que le pudieran generar aplausos y, con ello, apuntalar la imagen de su hijo homónimo. Sin embargo, en casi todos fue incompetente; el más grave, el de la seguridad pública. Otros temas que fueron atendidos fueron renegociación de la deuda pública, construcción de instalaciones de salud y remodelación de algunas carreteras, aunque todo con un enfoque electoral.

Los temas de educación, cultura, desarrollo económico, medio ambiente, espacios educativos, pensiones, pago de deuda a prestadores de servicios y constructores, mantenimiento de edificios históricos, apoyo a la producción agropecuaria, justicia laboral y turismo, entre otros, fueron relegados al cajón del olvido. Fue un gobierno que ni a medias hizo su trabajo y, por ello, dejará a Veracruz en una situación sumamente vulnerable, sobre todo porque en varios rubros dejará minas activadas para que le exploten al próximo gobierno.

¡Enhorabuena, que perdió su hijo!

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | www.alvarobelin.com | Twitter: @AlvaroBelinA | http://formato7.com/author/abelin/

Valora este artículo
(0 votos)