Jueves, 2 de febrero de 2023


Columna: Informe Rojo

Delgadillo, el director de obras con título de abogado; onésimo, sin cédula profesiona

Jueves, 10 Noviembre 2022
Delgadillo, el director de obras con título de abogado; onésimo, sin cédula profesiona Mussio Cárdenas Arellano

* El cuestionado perfil de los titulares de Obras Públicas Municipales de Coatzacoalcos

* Delgadillo fue espiado por Fidel Herrera pero solapado por Javier Duarte

* Onésimo, ex superintendente de Ediur, propiedad de Oscar Fosado 

Arturo Delgadillo Medina, que suele firmar documentos oficiales como ingeniero, es abogado. Onésimo Mendoza, su subalterno, se dice arquitecto pero carece de cédula profesional. Y ambos son las figuras máximas en la Dirección General de Obras Públicas Municipales en Coatzacoalcos.

Delgadillo Medina, según el Registro Nacional de Profesionistas, es licenciado en Derecho por el Instituto Tecnológico Superior René Descartes. Su cédula profesional es la 4970666, expedida en el año 2006.

Onésimo Mendoza Flores, de acuerdo con ese registro, es nada. Presume título de arquitecto por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, pero no hay evidencia de título universitario ni de cédula profesional en el catálogo de profesionistas, según búsqueda realizada este jueves 10, que arrojó resultado negativo.

Sus historias van de lo nebuloso a lo sórdido, de lo turbio a lo corrupto, de lo tramposo a lo ilegal.

Arturo Delgadillo, que sirviera al PRI durante el fidelismo y duartismo, es hoy director general de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente en el ayuntamiento de Coatzacoalcos, que preside Morena.

Por su parte, Onésimo Mendoza, el hombre fuerte en el control de contratos y diezmos, licitaciones y asignaciones amañadas, según la denuncia interpuesta por la Sociedad Mexicana de Industriales Transformadores de la Construcción (SMITC) ante la Contraloría municipal, es director de Obras Públicas.

Pero de uno y otro no se hace ninguno.

Ambos validan fallos de licitaciones y sus firmas aparecen en los contratos suscritos con empresas y personas físicas con las que el ayuntamiento de Coatzacoalcos realizan la obra pública.

Arturo Delgadillo firma como “ingeniero”; Onésimo Mendoza como “arquitecto”. Y según el RNP, no lo son.

DELGADILLO, EL LICENCIADO AL QUE FIDEL ESPIABA Y DUARTE USABA

Delgadillo Medina, un funcionario de medio pelo y de fama oscura, fue espiado por Fidel Herrera Beltrán cuando el de Nopaltepec presumía hallarse en la “plenitud del pinche poder” y usaba a la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz para ponerle marcaje personal a su gente.

Las sospechas del ex gobernador Herrera Beltrán se disiparon cuando su hermano Moisés, que veía con buenos ojos a Delgadillo, pidió dejarlo en paz, según fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública.

Luego, siendo fiel servidor de Javier Duarte de Ochoa en el sexenio del saqueo, se le dio la encomienda de dispensar contratos de obra desde la Dirección de Infraestructura Complementaria que al paso del tiempo terminaron bajo investigación, rescindidos por incumplimiento, de acuerdo con la revelación del ex contralor del Estado de Veracruz, Mauricio Audirac Murillo.

Al “ingeniero” Arturo Delgadillo Medina se le conocen ligas con el mecenas del perredismo veracruzano, Francisco Valencia, alias Paco Grasa, a quien Javier Duarte convirtiera en secretario de Infraestructura y Obra Pública, antes Secretaría de Comunicaciones, y desde ahí controlara los contratos de obra carretera y los recursos invertidos en el Túnel Sumergido de Coatzacoalcos, observados a la postre por la Auditoría Superior de la Federación y el Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz.

En una resolución de la ASF, en noviembre de 2018, Arturo Delgadillo fue sancionado por no afrontar los requerimientos que se le formulaban y se le aplicó una multa por daño patrimonial al no haber resguardado la documentación que justificara el pago e supervisión en la construcción de un tramo de un camino entre Perote y Martínez de la Torre.

Hoy, el licenciado Delgadillo Medina tiene a su cargo la obra del ayuntamiento morenista de Coatzacoalcos. Y se sigue hablando con Francisco Valencia.

 

ONÉSIMO, ALUMNO DE OSCAR FOSADO

En su perfil, Onésimo Mendoza Flores, director de Obras Públicas, subalterno de Arturo Delgadillo, presume haber sido gerente de Construcción de la empresa Integración Supervisión y Proyectos del Golfo, S.A. de C.V., con sede en la Ciudad de México, de 2014 a 2021.

Tuvo a cargo obras, proyectos y supervisión externa para la Comisión Nacional del Agua, en el mismo período en que el ex alcalde de Coatzacoalcos, Iván Hillman Chapoy, fue gerente regional de la división Golfo-Centro de Conagua.

Tiempo atrás, Onésimo Mendoza había sido pieza vital en la compañía Edificadora y Urbanizadora del Sureste, S.A. de C.V. (Ediur), en la que laboró más de nueve años como superintendente de construcción.

Ediur es propiedad del afamado contratista y ex tesorero nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Oscar Fosado Monzalvo, estrechamente ligado al ex alcalde de Coatzacoalcos, Iván Hillman Chapoy.

En la gestión de Iván Hillman, Fosado obtuvo jugosos beneficios. Por ejemplo, construyó el edificio sede de Conagua, en Xalapa. Inicialmente, cuando se disponía de un presupuesto para su realización de 45 millones de pesos, la licitación fue declarada desierta. Luego se elevó a 80 y al final se pagaron 120 millones de pesos, de acuerdo con la versión del periodista Manuel Rosete Chávez.

En esa órbita se mueve el “arquitecto” sin cédula profesional, Onésimo Mendoza.

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
Mussio Cárdenas Arellano

Atrapado en el mundo de las letras y la denuncia social, Mussio Cárdenas Arellano cuenta ya con un extenso kilometraje recorrido en el periodismo. Lejano parece ya aquel 1978 cuando en Coatzacoalcos, su tierra natal, escribió sus primeras notas. Transitó por la entrevista, el reportaje, la crónica, el artículo y la columna política. Fue corresponsal de la revista Proceso, Imevisión, IMER, Contralínea; fundador de las revistas Contacto e Informe Rojo; analista político en radio y televisión, y ganador del Premio México por columna política, en 2009, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de México (FAPERMEX). Su contacto con el periodismo viene de familia. Su padre, Mussio Cárdenas Cruz, y sus tíos Emilio, Francisco y Paulino, constituyen una dinastía de periodistas veracruzanos de reconocido prestigio. Actualmente escribe la columna Informe Rojo, que se publica en portales en internet y medios escritos con amplia aceptación entre la opinión pública.

mussioc2@gmail.com