Viernes, 7 de agosto de 2020

  • De acuerdo a informa de ONU

Pandemia de COVID-19 podría empujar a 130 millones de personas al hambre a final de año

  • La crisis sanitaria "está intensificando la vulnerabilidad y la desigualdad de los sistemas alimentarios mundiales"
Lunes, 13 Julio 2020
  • Por:  Rebeca Solano
Pandemia de COVID-19 Pandemia de COVID-19 Internet

 

De acuerdo al informe, titulado "El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo", y elaborado por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de Desarrollo Agrícola (FIDA) -los tres con sede en Roma-, junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS)y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), dijo que la pandemia de COVID-19 podría empujar a entre 80 y 130 millones de personas al hambre a final de año en todo el mundo.

Señala que la crisis sanitaria "está intensificando la vulnerabilidad y la desigualdad de los sistemas alimentarios mundiales", desde la producción, hasta la distribución y el consumo.

La previsión se basa en las estimaciones que indican un desplome del producto interior bruto mundial de entre el 4,9 y el 10 por ciento, por lo que concluye que esta circunstancia imprevista "pone aún más en riesgo" la posibilidad de alcanzar la meta del Hambre Cero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

El secretario general de las Organización de las Naciones Unidas, Antonio Guterres dijo "El hambre sigue creciendo y la pandemia está empeorando las cosas, muchas personas podrían caer en el hambre este año. Si la tendencia actual sigue adelante no vamos a lograr la meta de 'hambre cero' para 2030", ha destacado en una videoconferencia En la misma línea se mostró la presidenta del Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas, Mona Juul, quien apuntó: "La COVID-19 amenaza nuestro bienestar (...) y está exacerbando el hambre y la inseguridad alimentaria".

Más allá de la pandemia, el hambre en el mundo es un problema que no deja de crecer, los datos recabados demuestran que los hambrientos crónicos comenzaron a aumentar "lentamente" en 2014 y siguen haciéndolo hasta hoy, después de disminuir durante décadas.

En 2019 se estima que unas 690 millones de personas pasaron hambre en el mundo, diez millones más que en 2018, y casi 60 millones más en el último lustro (este dato llega tras actualizar y corregir las cifras de China y otros países muy poblados).

Además en Asia, la región más poblada del planeta, se registra el mayor número de personas desnutridas (381 millones), seguida por África (250 millones) y América Latina y el Caribe (48 millones).

El documento desvela "grandes desigualdades regionales" en términos porcentuales. África es la región más afectada por el hambre, con un 19,1 % de su población desnutrida, más del doble que la tasa asiática (8,3 %) y de Latinoamérica y Caribe (7,4 %).

El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, Gilbert F. Houngbo, apostó por fomentar "sistemas alimentarios más resilientes, equitativos e inclusivos".

Valora este artículo
(0 votos)

Video de la semana

Cartón

Servicio a la comunidad

MEME AGNVERACRUZ