Viernes, 3 de diciembre de 2021

Fuera de Foco

Guerracruz: con miras al 2024
Silvia Núñez Hernández

Buenos Días Veracruz

La gota que derramo el vaso
David Varona Fuentes

Informe Rojo

La vedette rindió su informe
Mussio Cárdenas Arellano

@suntos de poder

México en manos de delincuencia organizada
Manuel Carvallo Carvallo

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada


  • En Martínez de la Torre

Denuncian delitos de Guardia Nacional contra comunicador y citricultor martinenses

  • Agentes federales tenían instalados kilómetros adelante de la caseta de cobro de la autopista
Miércoles, 20 Octubre 2021
  • Por:  Redacción
Guardia Nacional Guardia Nacional Internet

Este miércoles se revelaron presuntos delitos cometidos por oficiales de la Guardia Nacional adscritos a la subestación de Martínez de la Torre, contra un comunicador y citricultor martinenses, a quienes además desvalijaron la unidad en la que se desplazaban.

 La madrugada del lunes el reportero Edgar "N", acompañado del comerciante de cítricos Omar "N", domiciliados en el municipio de Martínez de la Torre, viajaban hacia aquel municipio a bordo de una camioneta familiar que horas antes acababan de comprar en la frontera norte del país.

Agentes federales tenían instalados kilómetros adelante de la caseta de cobro de la autopista Tuxpan-Poza Rica, a la altura de la desviación a Tihuatlán, los uniformados ocupantes de las patrullas marcadas con los números económicos 11892, 18962 y 18963 les marcaron el alto; pese a contar con la debida documentación y no haber cometido ninguna infracción, fueron obligados a orillarse.

Los uniformados -cuatro y el comandante de destacamento-  les ordenaron bajar de su unidad y comenzaron a revisarla, para después sin su consentimiento y con la única justificación de que una de las víctimas tuviera algunos tatuajes en su cuerpo, comenzaron a desvalijarla, al tiempo en que les insistían confesaran ser parte de alguna cédula criminal, además de transportar alguna sustancia ilegal, lo cual los quejosos negaron tajantemente.

Tras no encontrar lo que buscaban, ni nada fuera de la legalidad, luego de más horas los federales mal armaron la camioneta y ordenaron a los quejosos retirarse del sitio, no sin antes advertirles no decir nada de lo sucedido, ni tomar alguna acción en su contra.

Sin embargo, el informador y el vendedor aseguran que procederán de manera legal en contra de los malos funcionarios, para que estos respondan ante las instancias competentes por los hechos de los que son señalados.

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)