Jueves, 20 de septiembre de 2018

Columna Sin Nombre

La fosa que se tragó al fiscal verduritas
Pablo Jair Ortega

Buenos Días Veracruz

El silencio del gobernador Yunes
David Varona Fuentes

@suntos de poder

Anilú, priista de lento aprendizaje
Manuel Carvallo Carvallo

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada

Silvia Núñez Hernández

Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz 

URL del sitio web: http://www.agnveracruz.com.mx Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El 2 de enero del 2015, es el día más triste para Jorge Sánchez Ordoñez, hijo del  periodista, Moisés Sánchez Cerezo. Hijo único, a quien le recayó todo el peso y la responsabilidad familiar al ser quien participara –junto con los colegas en todo el estado veracruzano- en las protestas para exigir la búsqueda y sobre todo, devolverlo sano y salvo. Desafortunadamente 22 días después de haber sido sacado de su domicilio por un comando armado, se localizó su cuerpo en un paraje ubicado cerca de Manlio Fabio Altamirano, rumbo a Soledad de Doblado. Ambos municipios controlados por el crimen y la delincuencia organizada. Zona, donde los delincuentes mantienen sus mansiones y en donde realizan las graves tropelías por ser conexión directa con el municipio de Medellín de Bravo, lugar donde era su lugar de origen del comunicador.

El pasado 02 de enero cumplió tres años y aún el dolor se encuentra reflejado en su rostro. Jorge Sánchez Ordoñez ha tenido que quitarse la timidez la cual le conocí, antes de ser vilmente zarandeado por el hoy prófugo de la justicia, Omar Cruz Pérez, a quien no se le ha visto nunca más. Este sujeto o es el mejor mago del mundo –pues sabe esconderse muy bien- o de plano ya se encuentra también junto con su querida mujer, a muchos miles de metros enterrado.

Siempre he considerado que la muerte de Moisés Sánchez Cerezo tenía intereses político más profundos. Curiosamente en ese tiempo, el hoy inquilino de Pacho Viejo, el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, se encontraba “muy interesado” en apoyar a Cruz Pérez y hasta en una ocasión montó un “chou” mediático en donde alertaba invertiría, quien sabe cuántos millones de pesos en una policía montada, equipamiento y además una fortalecida policía para que le diera servicio a los ciudadanos de aquella zona. Como todo evento político, los “apoyos” nunca llegaron, ni la policía, ni mucho menos los caballos. La zona quienes la conocemos, es una ruta muy utilizada e importante para el crimen organizado y el narcotráfico. Conecta y saca con mucha facilidad del norte, poniente y sur del estado. Bermúdez Zurita en su visita no vino a un evento político, vino a conocer la zona pues ahora se sabe su gran participación –que hasta se argumenta ahora era el jefe delincuencial- con dichos grupos ilegales.

Moisés Sánchez le pisó los callos a la gente mala. No sabemos si consciente o inconscientemente. Su muerte, obviamente la ordenó Omar Cruz Pérez, ex alcalde de Medellín de Bravo,  pero la instrucción tal vez pudo venir del propio Bermúdez Zurita. Alguien me comentó que se supo que cuando Cruz Pérez se quejó amargamente con Javier Duarte de Ochoa y Arturo Bermúdez Zurita sobre las evidenciadas públicas que le estaba haciendo Moisés Sánchez Cerezo y cómo  sus acciones están perjudicando “el negocio”, la respuesta fue: “Pues quítatelo de encima”. El resultado ya todos lo conocemos.

Jorge Sánchez Ordoñez admiraba a su padre. Para él, su muerte no puede quedar impune.  Se convirtió en un tema internacional, nacional y local obligado. Concedió entrevistas, viajó y tocó puertas para lograr hacer que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) atrajera el caso. No lo hizo, no lo dejó al amparo de la ley estatal, esa misma que lo ha atropellado una y otra vez.

Artículo 19 ha sido el protector aliado de Jorge Sánchez. La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) en ese entonces dirigido por Namiko Matzumoto Benítez –como secretaria ejecutiva- y Benita González Morales como presidenta del elefante blanco, no tuvieron más que conceder protocolos de protección para el hijo de Moisés Sánchez, su viuda y sus nietos. Además se le dizque otorgó protección de escoltas –dos- y además vigilancia permanente de otros dos policías quienes se encontrarían vigilando el domicilio las 24 horas también.

“El carro que otorgó la SSP para utilizaran los escoltas era una literal “carcacha”. Dos días andaba bien y 15 no. El problema era constante y además muy serio. Jorge Morales no pasó de mandar oficios pero jamás hizo algo más representativo en contra de la Téllez Marié quien desde que entró al poder, pretendió quitarme la vigilancia pero afortunadamente luego de tu intervención el titular –de los cuatro elementos que tenía- solo me dejó a los escoltas”

Jorge Sánchez advierte que Jorge Morales Vázquez jamás quiso actuar en contra de la SSP. Siempre buscó “solucionar” el problema para evitar contrariar el secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié.

“Tuve que pagar taxis –que según Jorge Morales me devolvería el dinero pero no lo quiso después hacer- y de hecho llegamos en muchas ocasiones a vernos en la necesidad de andar en camiones (…) Todo esto no tan solo me estaban originando problemas económicos a mí, sino también a los escoltas del IPAX –que es una dependencia controlada por la SSP- pues su “jefe” no les pagaba sus pasajes y eso a ellos si les complicaba porque tenían que tomar hasta 10 camiones al día para poder acompañarme a mí y a mi madre con mis hijos hacer sus actividades (…) Decidí en tales circunstancias dejar que solo se dedicaran y concentraran a mi familia para intentar solucionar el problema, pero obviamente eso me ponía en riesgo”.

Al parecer Jaime Téllez Marié decidió quitarle la protección a Jorge Sánchez Ordoñez como otro muchos más familiares de periodistas asesinados, pues para él era más importante que ese personal se concentraran en protegerlo a él, a su esposa para que la lleven a su trabajo como secretaria en el ISSSTE de Díaz Mirón y a su hijo –quien continuamente visita el fraccionamiento Casas Díaz a visitar a la novia- que a las familias de los periodistas asesinados. Mientras que el secretario de Seguridad Pública y su familia anda fuertemente blindado, viola los extrañamientos judiciales emitidos por parte de la CEDH, advirtiendo que su protección es muy “costosa” para la SSP. Pero no lo es para protegerse a sí mismo y su familia.

La CEAPP a cargo de Jorge Morales –ese mismo que se rasgaba las vestiduras cuando Namiko Matzumoto Benítez ocupaba su cargo- se ha dedicado a ser un tapete más del hoy gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares. Tanto él como Ana Laura Pérez Mendoza y sus insulsos comisionados –que solo saben cobrar sus abultados sueldos pues jamás han movido un solo dedo dentro del elefante blanco- saben que a quienes deben de agradecer el puesto es a Yunes Linares y por ende a su gabinete, en el incluye al inoperante Téllez Marié  y al inútil, mediocre y absolutamente corrupto, Jorge Winckler Ortiz.

Jorge Morales Vázquez se convirtió en el operador de Miguel Ángel Yunes Linares. Su estrategia dentro de la CEAPP era fundamental, pues dentro de su puesto en los casos donde existía un asesinato o violencia en contra de un periodista, este encapsulaba, cercaba, bloqueaba a los demás periodistas a que no tuvieran acceso –solo los autorizados por él- con las víctimas y manipulaba con sus prensa oficial sobre la versión que se debía de manejar para criminalizar si el caso lo requería al periodista caído, a manera de que el gobernador en funciones no fuera “molestado” ni cuestionado por su falta de compromiso con el gremio.

Jorge Sánchez Ordoñez manifiesta: “Se convirtió en el operador azul. Intentando apaciguar a  los periodistas, ya sea con chayos (apoyos,  contratos o concediéndoles la impartición de un curso). Tras de ello varios periodistas “críticos” de Duarte, hoy se encuentran sedados ante el saqueo de Yunes. Por desgracia su “ego”, no le impidió convertirse en el esbirro de Yunes, al grado de emitir reconocimientos a la deficiente corporación SSP”.

Lo anterior citado por Sánchez Ordoñez, se refiere al reconocimiento que Jorge Morales Vázquez y Ana Laura Pérez Mendoza le hicieron en “sesión solemne” a Jaime Téllez Marié [SSP], Leticia Márquez de Yunes [DIF) y hasta la rectora de la máxima casa de estudios, Sara Ladrón de Guevara, por la “atención a la gestión y colaboración” que por parte de ellos han recibido.

También “reconoció” a los titulares de la Secretaría de Salud, al del Trabajo y Previsión Social, al del IMSS, a la del ISSSTE, al de PEMEX, en fin, la CEAPP convertida en un literal “besa manos”, en una conexión directa con los poderosos, mientras que en la realidad, Jorge Morales, su “lamebotas”, señora presidenta, Ana Laura Pérez Mendoza y sus grupo de vividores clasificados como comisionados, se dedican a patear, agredir, a pisotear y ordenar campañas de odio en contra de los periodistas críticos en el estado.  

“Jorge Morales al final nos quitó la protección (…) Hizo un reporte bastante leonino en donde utiliza todas y cada una de las irregularidades de la SSP para echarnos la culpa (…) Dijo que tanto yo como mi madre nos exponías continuamente al traer a los escoltas en camiones (…) Cuando eso sucedía porque el vehículo inservible de la SSP nos dejaba botados (…) Uno de los escoltas vivía en Medellín y siempre aprovechaba en darle “aventones” a su familia subiéndolos al carro (…) Jorge Morales dijo que nosotros subíamos gente al auto poniéndonos en riesgo (…) Hizo lo necesario para permitirle a Téllez Marié que finalmente nos quitaran la protección y luego, esto, los premia (…) Es una burla”.

Les dejo aquí el sentir de varios periodistas que han sido pisoteados, sobajados y hasta agredidos por secretario ejecutivo, Jorge Morales Vázquez y exponen lo que piensan de la CEAPP –que esperemos que Cuitláhuac García Jiménez considere las opiniones que en este trabajo se exponen-:

  • “La CEAPP no tiene independencia. Camina actualmente al “son” que le marca el gobierno de Yunes Linares (…) Por eso, las deficiencias que la caracterizan nunca han sido corregidas (…) Jorge Morales hace el trabajo que hacía cuando estaba Benita González (…) Descalifica a compañeros y los deja en la indefensión”.
  • “Pues creo que Jorge ha usado su cargo solo para hacerse tonto pues en los hechos no logró el cabildeo de ninguna iniciativa de ley en beneficio de los periodistas (…) Se la ha pasado usando el presupuesto de la CEAPP para hacer conferencias que no sirven de nada excepto para controlar o planchar a los reporteros críticos o que se decían críticos (…) Él y Ana Laura usan el presupuesto discrecionalmente y no apoyan a las familias de los reporteros que fueron asesinados o que tuvieron que irse (…) Creo que la ambición de Jorge lo hizo perder el piso respecto a velar por los intereses y protección de periodistas entre él y el trabajo de Namiko al frente de la CEAPP no ha existido ninguna diferencia”
  • “Yo creo que la CEAPP tuvo un buen inicio, muchas expectativas buenas (…) De hecho se hicieron cosas y se siguen haciendo algunas cosas buenas para algunos compañeros (…) Yo creo que con Jorge se perdió el sentido porque él es muy impositivo, no escucha, lamentablemente (…) Digo, Jorge es mi cuate pero lo tengo que decir (…) El trabajo de Ana Laura ha sido más mediador (…) Tomando en cuenta que no se puede hacer mucho al respeto porque es una instancia del mismo gobierno estatal (…) Podría ser también como una institución de control hacia los periodistas (…) Como te digo, en un inicio tuvieron muchas expectativas; después ya nos fuimos dando cuenta como por donde iba (…) Hoy en día creo es un organismo o una institución que no representa a la mayoría de los periodistas; de las reporteras y reporteros, que han dejado de creer en esta institución (…) Yo creo que debería de haber una restructuración del mismo, si es que se diera (…) Digo tampoco funcionan mucho, ya vemos el mecanismo federal no funciona, si otras instancias tampoco funcionan, tampoco podemos esperar mucho de la CEAPP que de alguna manera es controlada también por el gobierno del estado”.
  • “La CEAPP es un proyecto creado, en su esencia, con excelente intención. Para apoyar a los periodistas y, considero que también debe estar liderado por periodistas. El problema es que se politizó para beneficio personal y político. Por qué (…) De intenciones no se vive (…) Duarte la sostuvo para elevar su ego ubicando en esos puestos, con salarios altos, a periodistas a modo, ubicados en medios de comunicación con proyección para amortiguar, de una u otra forma, golpes mediáticos (…) Sin embargo, la realidad es que para lo que fue creada no ha funcionado: apoyar periodística, humana y legalmente al periodista (…) Ha resultado, pues un elefanta blanco creado para aumentar el ego del gobernante en turno y, por supuesto, tergiversar la labor periodística (…) Por qué esto último: porque quien es funcionario, éticamente no debe alternar su labor pública con la periodística. Estarían, como bien dices, siendo juez y parte y eso crea tendencia en el periodismo que debe ser objetivo (…) Jorge Morales y Ana Laura Pérez, son tipos a modo, ambos con clara tendencia al Yunismo. Uno, Jorge, absorbido porque habría sido crítico de Javier Duarte y a la otra, Ana Laura, se le agrega estar ubicada en el periódico de mayor circulación. Insisto, con tendencia muy clara hacia el yunismo (…) Luego entonces, la labor objetiva y sin tendencia, como debe ser la CEAPP, está echada al traste (…) No sirve el organismo. Si hay apoyo, pero solo para quienes ordene el gobernador en turno”.
  • “Jorge me acuerdo que hacía reportes mensuales de gastos, era lo mejorcito que había, pero lo perdimos (…) Ana Laura solo es un títere de Yunes (…) Habría que transformar a la CEAPP si presenta por lo menos buenos resultados en estos dos años; si no, desaparecerla, que dudo que lo haga Cuit”

Con cuentas falsas, políticos falsos

Miércoles, 29 Agosto 2018 18:33

Una situación difícil están enfrentando los colegas del municipio de Poza Rica, luego de que ahora la modalidad de la política, es crear cuentas falsas en las redes sociales para que a través de ellas, emprender una verdadera campaña de odio en contra de los comunicadores que se atreven a cuestionar las políticas públicas de quienes se encuentran incrustados en alguna dependencia de gobierno. Es dolosa y cobardía su proceder, pero sobre todo muy peligrosa, pues se atrevido a ponerles el dedo a los colegas vinculándolos con la delincuencia organizada.

El ayuntamiento  de Poza Rica, ubicado al norte de nuestro estado, se encuentra gobernado en la actualidad por Francisco Javier Velázquez Vallejo, militante del partido político Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Un ingeniero, quien en sus años “mozos” fue superintedente de Petróleos Mexicanos y ahora, acostumbrado al poder, decide dedicarse a la política. Obviamente su escasa compresión de la función pública, lo hace de “cuero” muy delgado ante las críticas que le hacen los medios de comunicación a causa de su inexperiencia en la política. Pero no tan sólo él es ignorante, su hijo y colaboradoras se encuentran exactamente en la misma pendiente.

Los antecedentes; explicado a detalle por la periodista Lidia López, propietaria del medio informativo virtual Pregoneros.com:

“Brisa Galindo y Griselda Ferral Torruco son unos de los tantos personajes ficticios en Facebook, que iniciaron una guerra sucia en contra de varios compañeros que han escrito artículos y notas críticas hacia el gobierno municipal. Es importante resaltar que para Poza Rica, es la primera vez que gobierna el partido político Morena, quienes siempre han argumentado que ellos son cambio, pues mantienen la expectativa de que todo lo que dicen que harán lo van a cumplir (…) Poza Rica siempre ha estado en el ojo de huracán y pues uno está esperando eso, un cambio (…) Los habitantes votaron por Morena por el desánimo que existía en contra del PRI (…) Cuando el candidato de AMLO ganó en las urnas y por ende hizo ganara el hoy alcalde de Poza Rica (…) Cuando era ya candidato electo, vimos cierta separación pronunciada de él con la prensa (…) Pero fue hasta el mes de febrero que empezamos a notar la presencia de una fan page llamada El Pozarricense, que fue el primer perfil que se estaba utilizando para denostar de los periodistas en la zona”

Lidia López explicó que de los colegas que han sido agredidos a través de estos perfiles falsos, son los compañeros, Brenda Espinosa, quien es una periodista independiente que tiene su medio de comunicación a través de redes sociales; Ángel Pablo Reyes, que también tiene su revista.

“Hay una larga lista de colegas. Hasta compañeros que forman parte de medios de comunicación reconocidos que estaban siendo agredidos verbalmente a través de estos perfiles falsos (…) Además una persona nos hizo llegar una captura de pantalla de sus notificaciones en el Facebook, en donde la directora de Comunicación Social, Beatriz Bonilla Herrera y su hermana, Raquel Bonilla Herrera, hoy diputada federal electa, estaban promoviendo la página El Pozarricense entre sus contactos para que le dieran like. También, personas muy allegadas al hijo del alcalde, vimos que estaban promocionándolo en los grupos de Facebook (…) Esto provocó naturalmente un enojo y se le pidió la intervención a la CEAPP (…) El 27 de marzo fue la visita que agendaron tanto el secretario ejecutivo, Jorge Morales Vázquez y la presidenta comisionada, Ana Laura Pérez Mendoza”.

Lidia López explicó que en dicha “visita” los citados integrantes de la CEAPP se reunieron con el alcalde de Poza Rica de extracción morenista, Francisco Javier Velázquez Vallejo y también se sumó a esta reunión, el diputado local con la comisión a la protección de periodistas, militante también de Morena.

En eso quedó, en la mecánica común de la CEAPP de resolver todo a través de talleres y cursos, pero nunca hace una manifestación directa sobre los hechos que los periodistas están enfrentando en la zona norte. Para Jorge Morales y Ana Laura Pérez, no existen otras medidas más contundentes. Juegan a la simulación y si hay una crítica directa en contra de ellos, sueltan de manera inmediata a su “jauría periodística” para que salgan a desgarrarse las vestiduras por ellos. Un acto reprochable, pues es impúdico pretender que la prensa veracruzana calle luego de que esos “periodistas” a quienes los han beneficiado a manos llenas, se comporten deslealmente en contra del resto de los colegas que no son atendidos por dicho elefante blanco. Es urgente desaparecerlo, no tiene caso mantener vivo esa falacia llamada CEAPP, que solo sirve para brindarle lujos tanto a la señora presidenta como el desleal y agresivo, secretario ejecutivo, quien jamás ha mostrado un poco de respeto hacia sus clientes que somos todos los representantes de los medios de comunicación y no sus leales comunicadores; pues por ellos comen y hasta andan en coche con chofer, cuando antes de esto, ni vehículo tenían y andaban en camiones.

“El  avance que se logró es que a la siguiente semana que vino personal de la CEAPP fue únicamente darles un curso de “sensibilización” a los servidores públicos del ayuntamiento de Poza Rica (…) Considero luego entonces que al aceptar la “solución” de la CEAPP, también estaban aceptando los señalamientos (…) Para nosotros los agraviados, ninguna medida cautelar para proteger nuestra integridad física” reprochó la periodista agraviada.

El Pozarricense, Brisa Galindo y Griselda Ferral Torruco son cuentas falsas que están siendo promovidas por personal del ayuntamiento de Poza Rica y hasta el hijo del alcalde, llamado también Francisco Javier, quien a través también de su cuenta personal, se ha dedicado a denostar en contra de los representantes de los medios de comunicación acusándolos de todo lo que pasa por su cabeza. Pero la CEAPP cieguita se ve más “bonita” –porque así dice el dicho, advierto-.

Curiosamente hasta el día de ayer, dichas cuentas aún seguían en la red social de Facebook, pero el día de hoy, luego del revuelo que se ha provocado en todo el estado la vinculación de dichas cuentas con el alcalde de Poza Rica, su directora de Comunicación Social, la diputada local electa y hasta el hijo del edil, dos cuentas han sido eliminadas a manera de impedir que la Procuraduría General de la República –a donde los colegas de Poza Rica interpusieron una denuncia- pudiera dar con el IP o los IP’s en donde fueron creadas dichas cuentas. La única que sigue en línea es la de Brisa Galindo, el resto fue eliminado. No dudamos que estas direcciones hayan procedido de alguna máquina del área de comunicación social del ayuntamiento o de la propia oficina donde despacha el hoy presidente municipal de Morena.

Indigno el proceder en el caso que el alcalde morenista esté involucrado. Los colegas periodistas argumentan tener el IP de cada una de las cuentas en donde se dedicaron hasta vincularlos con la delincuencia organizada. En las entrevistas que se realizaron, un colega manifestó que hasta tuvieron la desfachatez de dejar una bolsa de carne en su vehículo con una cartulina donde le advertían que así iba a quedar si seguía criticando. Este hecho nos deja más que claro, que las canalladas en contra de los colegas provenían de una mano poderosa, intentando amedrentar a la prensa. ¿Esa es la estrategia del cambio verdadero en el caso de que estos personajes estén involucrados? Hay que ser congruentes.

Existe otra cuenta que llama mucho la atención, una de nombre Emigdio Arroyo Marín. Al parecer es otra de las cuentas falsas. Curiosamente en dicho espacio, se puede leer una ardua denostación y vinculación con la delincuencia organizada al ex alcalde de Tihuatlán, Gregorio Gómez Martínez, curiosamente contrincante de Raquel Bonilla Herrera, diputada local electa y hermana de la titular de Comunicación Social del ayuntamiento de Poza Rica. Cuenta a donde en ocasiones se muestra muy “meloso” con la legisladora considerándola una “hermosura” o “muñeca”.

Una obviedad tan tonta, que hasta pena ajena provocan. Pero es justificable luego de que la legisladora morenista -nadie entiende como logró obtener dicho espacio, pues no cuenta con estudios de postgrado alguno- padece una evidente ignorancia con relación al mundo cibernético por sus escasos alcances académicos.  

En conclusión, hacemos un llamado al señor gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, para que ponga orden y mano dura en contra de estos malos elementos del morenismo en el caso de ser los autores intelectuales de estas canalladas. Las obvias circunstancias de todo el tema y su absurda vehemencia de promocionar dichas cuentas falsas los señalan. Gente como ellos solo aniquilan cualquiera buena intención y proyecto político tanto de usted como del propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Poner atención en los posibles actores intelectuales será una verdadera muestra de respeto a favor de la prensa en Veracruz. No se necesitan más muertos ni periodistas agredidos por el simple hecho  de hacer uso de la libertad de expresión.

No se puede señalar directo, porque quien puede señalarlos en la PGR –claro si está vez hace su trabajo- pero el gobernador electo, debería de poner mucha atención en las acciones del alcalde de Poza Rica, Francisco Javier Velázquez Vallejo, su pequeño nini que lleva sus mismos nombres, su directora de Comunicación Social, Beatriz Bonilla Herrera y su hermana, Raquel Bonilla Herrera, hoy diputada federal electa, protagonistas de ésta patética historia del terror.

#YaSeVan

Viernes, 24 Agosto 2018 17:24

Faltan 98 días exactos para que el actual gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares deje el Palacio de Gobierno. No es para nadie extraño que el ejecutivo estatal ya luzca totalmente disminuido. Se encuentra en la etapa en donde tanto los medios de comunicación, los sectores empresariales, agremiados a diferentes sindicatos y la propia ciudadanía, se dé a la tarea de estar lo más cercano al gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez.

El próximo gobernador del estado, se encuentra recorriendo el territorio veracruzano y además haciendo dura crítica en contra del mandatario estatal en funciones y del fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz. Al parecer lo primero que hará cuando entré en funciones, es removerlo de su puesto y hasta promover una denuncia en su contra por las acciones que ha emprendido en contra de los adversarios políticos y de la ciudadanía, al estar al servicio del gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.

No es para menos. Jorge Winckler Ortiz se convirtió en lo que tanto le criticó a Luis Ángel Bravo Contreras, quien fabricaba delitos en contra de sus adversarios y así  poder liberar órdenes de aprehensión a diestra y siniestra.

En charla con una de las integrantes de los colectivos de personas desaparecidas, indicó que es de suma importancia que el gobernador electo tenga a bien de remover de sus funciones al titular de la FGE y no tan sólo a él, sino también a su fiel colaborador, Luis Eduardo Gamboa Coronel, quienes se han dedicado a bloquearlos, burlarse y hasta discriminarlos.

“Ambos han incurrido en la violencia en contra no tan sólo de los integrantes de los colectivos, sino también en el tratamiento que le han dado a los cuerpos localizados en las diferentes fosas clandestinas (…) Pese a que la FGE cuenta los recursos económicos y además de personal, pues según Winckler es “especializado” y “profesional”, pues no han coadyuvado en nada para la identificación de los restos óseos (…) Se comportan como si fuéramos sus enemigos; cuando sólo buscamos que los restos sean analizados para así poder darle a sus familiares, que ha invertido su vida –desde el día que su familiar desapareció- a buscarlos por cielo, mar y tierra; quienes han rascando con sus propias uñas la tierra para poder cavar y así conocer el paradero de su hijo, de su hija, su esposo o su padre; pues nadie de nosotros tenemos la seguridad de que estén vivos”.

El día de hoy –cuando en otra circunstancia debería de ser un día pleno- Fernanda Rubí Salcedo Jiménez cumple 27 años. Pese que todos los días para Aracely, su madre, es un viacrucis, pues se acuesta pidiéndole perdón por no haberla encontrado ese día. Se acuesta llorando y deprimida y al otro día, se levanta con la consigna de lograr encontrarla (…) Para Aracely el día de hoy fuera especial si ella estuviera con su familia (…) Pero al contrario, es un día totalmente ensombrecido y desesperante por pasar otro año más sin su compañía. Su hija pudiera estar en sus brazos festejando su onomástico. Su hija desapareció en la administración de Javier Duarte de Ochoa, en el 2012 para ser precisos. Al día de hoy, sigue esperando que se la devuelvan, siga padeciendo su ausencia. Pero nada ha cambiado, la FGE no hace nada por en verdad buscarlos.

Aunque para ella la FGE ha “trabajado” con muchas mejorías, lo cierto es que Jorge Winckler y Luis Eduardo Coronel Gamboa no han hecho nada para devolvérsela. La policía “inteligentísima” con la que cuenta el fiscal, no ha dado resultados y no sólo le ha quedado mal con Aracely, sino también, a los miles de familiares que buscan desesperados por encontrar a su pariente secuestrado.

También le ha quedado muy mal a los cuerpos y restos óseos localizados en las fosas clandestinas, a quienes han tratado de manera indignante y petulante, como si no tuvieran valor. Como si ese cuerpo y ese hueso, no fueran de un ser humano. Sin respetar la cadena de custodia, yacen algunos cuerpos –los que no alcanzaron frigorífico- en cuartos pudriéndose y hasta tirados en el suelo.

Veracruz sigue envuelto de sangre. En verdad, no sabemos si ésta situación vaya a cambiar cuando el gobernador electo de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez tenga el control del estado. Lo constatable es que al día de hoy, pese a sus promesas que en seis meses regresarle la seguridad y tranquilidad a Veracruz, al gobernador poco le ha importado sus malos resultados. Su única prioridad fue centrarse en intentar imponer a Miguel Ángel Yunes Márquez –su hijo- como su sucesor e imponer una lacerante monarquía y así él, continuar saqueando el estado y venderlo en pedacitos con privatizaciones en donde seguramente él era socio.

Al perder esa “valiosa” oportunidad, ya no le interesa gobernar. Ahora, está más preocupado en ver que queda mal puesto para llevárselo. No le importa ni la entrega-recepción. No responde a los cuestionamientos sobre en donde o quién tiene lo incautado a Duarte. Tampoco, sobre a qué nombre quedaron las casas y ranchos decomisados al ex mandatario, a su ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita.

Está más preocupado en continuar con sus cajas Chinas, estrategia ha utilizado constantemente al subir a sus redes sociales videos totalmente desagradables y llenos de odio para responder y supuestamente mantener informada a la población. Veracruz está en un verdadero desastre financiero, de seguridad. Hay una evidente ingobernabilidad. Quienes llevan realmente la “batuta”, quienes gobiernan Veracruz, es la delincuencia organizada. El gobernador en funciones, hincado ante ellos.

Cuando en un video, Miguel Ángel Yunes Linares les respondió a los empresarios al que les adeuda millonaria suma, dijo que él lleva la cuenta regresiva de los días que le quedan de los “seis” años en que mal gobernó. Efectivamente, para los veracruzanos su paso en el mini gobierno fue como de seis años, pero debajo del agua y sin equipo de oxígeno. Una verdadera agonía.

El caos está saltando en todos los puntos del estado. En el puerto de Veracruz, ahora mismo, estudiantes de la Universidad Veracruzana se encuentran manifestándose en el bulevar Ruiz Cortines, rumbo al bulevar Ávila Camacho, en repudio en contra del Pulpo camionero por el anuncio del incremento al pasaje de nueve a 10 pesos y además, de quitar el subsidio que les impuso el gobierno –y del cual no da un solo peso- a estudiantes y a personas de la tercera edad. Pese a que los amenazó con quitarles las concesiones, al parecer no han cambiado de parecer.

Otra manifestación emblemática, fue la que realizaron los ruleteros el miércoles 22 de agosto del 2018, quienes advierten que la Coparmex –junto con el gobierno- se encuentra impulsando la entrada del servicio de Uber al estado de Veracruz, advirtiendo que ese acto les afecta considerablemente, pues la consideran una práctica desleal. Él siempre lo niega todo, aunque conocemos que toma decisiones en la clandestinidad con la consigna de dejar un verdadero desastre al estado y así, golpear la administración del próximo gobernador electo. Un verdadero caos. Una ingobernabilidad latente que ha cobrado muchas vidas.

"Maryjose, ¡Eres una basura!"

Miércoles, 25 Julio 2018 17:54

¡Eres una basura! Le gritaban los integrantes de los colectivos a María Josefina Gamboa Torales, diputada local reelecta de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional cuando le reprochaban su “mala leche” con relación a la fraudulenta imposición del fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio; brazo derecho de su “defensor” el titular de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz y amigo del gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares.

¿Por qué hablamos específicamente de la diputada Maryjose Gamboa  y no le reprochamos al resto de los diputados sus acciones? Por una sencilla razón: Gamboa Torales es y ha sido un “producto” del yunismo y activa operadora de este. El atropellamiento de José Luis Burela fue literalmente un accidente, pero de este hecho la diputada local con la venia del yunismo ha sabido “sacar provecho” de ésta desgracia. Él que haya sido derivado de la imprudencia de alguna de las dos partes –o de las dos- es circunstancial, ni ella salió ese día con la consigna de matar con su auto a alguien, ni Burela encontrar la muerte en las llantas de la ese entonces directora del Instituto Mubnicipal de la Mujer del municipio de Boca del Río en la administración de Miguel Ángel Yunes Márquez. Lo curioso de ese desenlace y la crudeza de la omisión de los actos legales que su ese entonces abogado, Jorge Winckler Ortiz hizo para que ella pasara ocho meses presa en el penal de Tuxpan todo fue maquinado.

El objetivo se cumplió y la victimización a Maryjose Gamboa le sirvió para catapultarla en procesos electorales. En su tránsito en el pleno legislativo, se ha visto desde siempre una mujer que se mueve con fuerza e influye activamente en las agresiones hasta verbales que son víctimas otros legisladores. Su protagonismo le ayuda y además lo ejecuta para que su jefe, Miguel Ángel Yunes Linares observara su trabajo interno y así siempre estar en la preferencia y agrado de éste.

Presa fácil, porque pese a que es una mujer informada, la inteligencia como persona jamás la ha desarrollado. Es capaz de todo por dinero y la sociedad le importa un literal “comino” cuando están en riesgo sus “regalías”. Es decir, María Josefina Gamboa Torales, camina con dos banderas: una a la vista de la sociedad, esa mujer “guerrera”, preocupada por las causas sociales, la que hace talleres en sus casas de enlace –que sirven para formar el clientelismo político a favor de Yunes- la que se reúne con los colectivos aunque realmente no les resuelva nada; esa mujer que ha “sufrido” mucho y que la gente busca para que le ayuden. Su otra cara es la más afín y real a ella, quienes la conocemos de cerca –me incluyo- hemos constatado principalmente la traición y siempre pensarse más astuta que cualquiera. Es capaz de mentir, de destruir, de ser una malagradecida con aquellos que han hasta invertido dinero para sus causas.

Activistas sociales en el tiempo de que estuvo presa, hicieron un trabajo importante de presión en contra de Javier Duarte de Ochoa por mantener presa a la hoy legisladora. Todos, observaban con enojo como Jorge Winckler interponía inadecuadamente los recursos para su defensa, lo que provocaba permaneciera por ocho meses encerrada. Pese a todo, muchos invirtieron su tiempo en manifestaciones, en lonas con su cara con collarín para poder lograr sacarla de prisión. Cuando salió, hizo un show mediático con Jorge Winckler Ortiz y sus hermanas. Utilizaron el helicóptero del gobierno de Javier Duarte de Ochoa para regresar a casa y hasta el día de hoy a la señora Torales jamás le dio la gana de agradecer la muestras de cariño de la gente que tanto la apoyó. Al contrario, uno a uno los fue despreciando y hasta un día se le vio subir a tribuna para dedicarle un mensaje bastante nocivo a Don Filemón Robles Rodríguez -ese mismo que ponía su carro y sus bocinas en las manifestaciones cuando estuvo presa- para irse en su contra porque le había dicho inútil y nefasto –ahí en Congreso- a Bingen Rementería Molina. Una persona que no conoce el agradecimiento, es un individuo vacío y nefasto.

¡Eres una basura! Le arrojaban a la cara irónica y despectiva de Maryjose Gamboa, quien burlona se fue del lugar sin provocarle ni un tipo de menoscabo la opinión de los integrantes de los colectivos. Una imagen real de su persona. Una mujer calculadora, intolerante, que regularmente grita sin control a sus colaboradores y no le importa quien este enfrente –me consta, yo presencié algo así cuando era directora del IMM de Boca del Río y le pedí que jamás hiciera algo similar en mi presencia-. Se conduce exactamente igual a como la tratan sus “amigos panistas” con poder y lo aplica contra quienes piensa son inferiores a ella.

Una persona que no es leal a nada ni nadie que no tenga poder. Es incondicional con quienes la mantengan con poder y pueril en contra afecten sus intereses: esa es la real cara de la víctima del duartismo.

Marcos Even, ganador de la rifa del tigre

Los habitantes del estado de Veracruz han sido víctimas y testigos fieles del atropello que la clase política ha ejecutado en contra de ésta entidad. Fidel Herrera Beltrán arrebató de manera deshonesta para poder estar como candidato a la gubernatura y de la misma forma, llegó a trastocar la tranquilidad cuando fue la máxima autoridad en la entidad. La llegada de grupos delincuenciales fue la ‘cereza del pastel’ de su administración y hasta se le conocía como el Zeta número uno. Era imperante que Herrera Beltrán dejara a su hijo putativo para que “tapara” todo el cochinero en el que había dejado el estado de Veracruz.

La historia de Duarte fue adversa y producto del hastío ciudadano. La gente votó por Miguel Ángel Yunes Linares no porque creyeran en él, sino porque estaban decididos en sacar los 87 años del yerro que habían llevado con el priísmo en el estado. Yunes Linares se pensó más listo que la sociedad veracruzana y en tan sólo dos años de mal gobierno, demostró que el único objetivo de su mandato era consolidar y fortalecer sus ambiciones políticas –que es el yunismo- con finalidad de enriquecerse más de lo que actualmente ha logrado en su paso de puestos políticos tanto a nivel estatal como federal.

Construyó un equipo de personas débiles de mentalidad pero algunas más inteligentes que otras, –y  con el hambre por el dinero fácil- para poder enquistarlos en diferentes puestos políticos. Si hacemos un análisis de la gente cercana a él, todos son personas susceptibles a ser controlados mentalmente y algunos otros, sujetos con la ambición necesaria para obtener dinero y poder –este último un grupo extremadamente reducido-. Regularmente sus colaboradores se distinguen por ser grises y opacados. De esos que solo van detrás recogiendo las minucias que el gobernador dejaba a su paso.

Yunes Linares se dice inteligente pero realmente no lo es. Alguien con una real inteligencia, hubiera aprovechado los dos años de gobierno para poder construir el proyecto político de su "bodoque” –ese mismo que dicen ya ni se encuentra en el estado de Veracruz y salieron por piernas para guarecerse en otro país; actos similares de las ratas que abandonan el barco cuando ésta a punto de hundirse-. Pero sacó el cobre en menos de seis meses de mandato y el hartazgo social cada día se acrecentó más al grado de hacerlos perder en las urnas.

Pero los panistas no han aprendido nada de la lección. A través de sus legisladores, cometen exactamente los mismos movimientos indignantes que realizó Javier Duarte de Ochoa antes de dejar el poder. La pérdida de credibilidad al parecer no es un factor que ni María Josefina Gamboa Torales, Mariana Dunyaska Rojas García, Juan Manuel Unanue Abascal y mucho menos al nini, Bingen Rementaría Molina les preocupa u ocupa.

El acto tan cuestionable que ejecutaron los diputados panistas y los perredistas el día de ayer, al tomarle protesta de forma indebida y fraudulenta a un sujeto del cual penden actos de corrupción como fiscal Anticorrupción, es un chiste que se cuenta solo. El objetivo de imponerlo es para evitar que todos ellos y principalmente el gobernador y sus “bodoques”, como también todos aquellos que utilizaron sus puestos políticos para enriquecerse; como el dirigente estatal del PAN, José de Jesús Mancha Alarcón, quien constituyó cinco empresas para hacerlas competir entre ellas en lícitaciones públicas y así desviar millones de pesos del erario del gobierno del estado. Obviamente Marcos Even Torres Zamudio jamás investigaría a ninguno de ellos ni tampoco a su amigo y jefe, Jorge Winckler Ortiz. Su designación obviamente caerá en tribunales aunque la ignorancia de los panistas y de la diputada local, María Josefina Gamboa Torales digan lo contrario.

Página 1 de 120