Jueves, 17 de enero de 2019

Fuera de Foco

Corrupción en los penales de Veracruz
Silvia Núñez Hernández

Buenos Días Veracruz

El silencio del gobernador Yunes
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Chinameca hincó al gobernador
Mussio Cárdenas Arellano

@suntos de poder

México en manos de delincuencia organizada
Manuel Carvallo Carvallo

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada

Silvia Núñez Hernández

Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz 

URL del sitio web: http://www.agnveracruz.com.mx Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Corrupción en los penales de Veracruz

Miércoles, 16 Enero 2019 16:26

Es importante recordarle al gobernador del estado de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez que pese a que el puerto de Veracruz, es el primer municipio de América y dada su importancia, es absolutamente incongruente que no se cuente con un penal a causa de que, desde el administración de Fidel Herrera Beltrán, este individuo decidió rentarlo a Mel Gibson para una película Hollywoodense de mala muerte.

Nos queremos imaginar que él como todo buen veracruzano, conoce la historia al dedillo. Conoce la forma de cómo este priísta, violó los derechos humanos de cada uno de los presos que se encontraban internados en el Penal de Allende y sin decir “agua va”, los sacó en una “cuerda” ilegal de reos en la madrugada del 9 de enero del 2010. Desde entonces, el “penalito” de Playa Linda, lo habilitaron como pequeña cárcel donde meten a los detenidos a esperar a que reciban su sentencia.

Dicho lugar cuentan con pequeñas celditas de cuatro por cuatro. Ahí ingresan hasta 20 personas que tienen que permanecer paradas o a lo mucho, sentadas en el piso. Día y noche, esa es una de sus penitencias. Es inhumano. Aunque para muchos pueda parecerles bien, pues supuestamente se trata de delincuentes. Desafortunadamente debo recordarle que la mayoría de las personas que detienen los elementos de la SSP -un gran número- son inocentes y por lo tanto, ese lugar no debería ni siquiera ser utilizado para dicho fin.

Es importante que dentro del gobierno de la 4ª transformación en el estado de Veracruz, soliciten al gobierno federal, destine recursos necesarios para la construcción de un nuevo centro penitenciario en el municipio de Veracruz o que inviertan en la remodelación integral del Penal Allende –considerando su ampliación- así el municipio cuente con un espacio digno para quienes tengan que purgar una condena.

Además, se debe resaltar que las cárceles deben de ser centros de rehabilitación para lograr la integración de los presos a la sociedad y no que sean estos un purgatorio de mala muerte como hasta ahora se encuentran todos los 17 penales que existen en el estado de Veracruz.

Otro factor –no menos trascendente- que tanto el gobernador como su titular de Seguridad de Pública tienen que revisar de forma exhaustiva, son los perfiles de quienes se encuentran como directores de los centros penitenciaros. “Reciclar” personajes que arrastran pésimos historiales, no es favorable, pues provoca que dentro de estos lugares, se siga incurriendo en viejas prácticas de corrupción como la que se venía suscitando en el período de Sergio López Esquer con Fidel Herrera Beltrán y Arturo Bermúdez Zurita con Javier Duarte de Ochoa.

Esperemos que el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, haga un escrutinio serio sobre lo que sucede en los 17 penales que dan servicio en el estado; pues llegó a la redacción de AGN Veracruz, una denuncia anónima, donde advierten que en los Centros Penitenciarios en Veracruz, se sigue cobrando “cuotas” indebidas a los internos para tener ciertos “beneficios” o para brindarles protección. Dádivas que está siendo recibida por una de sus subordinadas.

La denuncia es la siguiente:

“Solicitamos del apollo de este medio, para manifestar nuestra inconformidad por los actos de corrupción por parte de la subsecretaria de Prebención, Sarai Peña Galaviz, quien obtiene de parte de los directores de los centros penitenciarios un “moche” por cuota impuesta a los internos para con hello permitir a los reos comodidades” (…) Sus ganancias ascienden a quinientos miil pesos mensuales (…) Dinero que recoge y le lleba un sujeto de nombre Josue que es su secretario (…) En el penal de Poza Rica por estos veneficios, los internos cuentan con celulares (…) Los traen todo el dia y asta se toman fotos con ellos sin que nadie los moleste pues ya pagaron por traerlos al director (…) Este acto de corrupción nos tiene realmente preocupados, pues quienes no contamos con la posibilidad de pagar y solo pagamos nuestra condena, se nos molesta y amedrenta con violentarnos si no pagamos por la protecion”.

Es importante recordar que el 21 de septiembre del 2015, cuando Sarai Peña Galaviz fue directora del Módulo Preventivo de Playa Linda, fue detenida y llevada a la ciudad de Xalapa por ministeriales de la Fiscalía General del Estado en ese entonces a cargo de Luis Ángel Bravo Contreras, por su presunta participación en el escape de un reo con la participación Rafael Romero Sánchez de 29 años y Jorge García de la Cruz de 45 años de edad, ambos elementos de la Dirección, los cuales fueron detenidos y que eran subordinados de esta mujer.

En la denuncia anónima, advierten que pese a su negro historial, Peña Galaviz ha logrado mantener un “influyentismo doloso” dentro de la Secretaría de Seguridad Pública, pues es quien decide sobre quienes serán los directores de los centros penitenciarios, imponiendo a quienes más le convengan a ella. “A logrado asta revasar la autoridad del director general, un capitán de corveta de nombre Jose Antonio Camps Valncia (…) Al grado de que este señor no conoce a ninguno de los directores que esta mujer nombró y con los que ella hace negocios”.

Un llamado al titular de la SSP para que revise el actuar de Sarai Peña Galaviz y en el caso de ser culpable de lo que se señala, pues actúe con prontitud sobre este acto de corrupción que está ejerciendo en los Centros Penitenciarios y la red que ha instalado junto con los directores de los penales. Andrés Manuel López Obrador ha centrado su estrategia de gobierno a cero corrupción y esto mancha su mandato.

Bestias asesinan y roban

Es impresionante lo que vive en la  actualidad la sociedad veracruzana. El accidente carretero ocurrido en Paso de Ovejas el día de antier, difundido a través de un video en las redes sociales, en donde se observa, el accidente de un tráiler que transportaba reses y en cuestiones de segundos, al lugar llegó una marabunta humana. Rapiñeros, que si un gramo de moral, ética, civilidad y respeto a los seres vivos, comienzan a atacar como salvajes a los pobres animales hasta quitarles la vida.

El video viral de este hecho es espeluznante. No existe una persona que pueda ser empático ante este tipo de acciones. La pobreza, el hambre y la falta de empleo, no son justificantes para tomar algo que no es tuyo y mucho menos, actuar como un literal asesino en contra de un ser vivo. Es necesario que para se inhiban a este tipo de prácticas, las autoridades procuradoras de justicia hagan valer la ley por el hurto y el asesinato implícito en este cobarde acto de crueldad que estos individuos infligieron a estos pobres animales. Su final debería ser en su detención para ser hospedados en alguna cárcel del estado. No se puede tolerar. No se puede permitir que este tipo de prácticas se sigan originando en el estado.

El basurero de “Polito” Deschamps

Vecinos de los fraccionamientos de Arboledas San Ramón y Lagos de Puente Moreno, sufren de un basurero a cielo abierto; ambos asentados en Medellín de Bravo,  cabecera dirigida por el “emblemático” panista, Hipólito Deschamps Espino Barros, quien al igual de sus homólogos de Boca del Río y de Veracruz, no se han caracterizado por mejorar las condiciones de sus municipios.

Los habitantes manifiestan que desde el huracán Karl, el canal que cruza ambos fraccionamientos, sufre de un incontrolable problema. Dicho cauce se encuentra invadido por equis número de basura tóxica y muebles, derivado de la falta de conciencia de muchas personas que arrojan en lugar sus desechos, sin que haya algún tipo de intervención por parte de las autoridades municipales. El director de Protección Civil, Gerardo Fernández advirtió que en el año 2018, el canal de aguas negras a cielo abierto, fue limpiado en varias ocasiones, pero desafortunadamente los ciudadanos que habitan en la zona, vuelven a arrojar basura y muebles.

Indudablemente el problema se suscita por la falta de sensibilidad de los habitantes; pero definitivamente se observa que el gobierno de Hipólito Deschamps tampoco hace “mucho” por solucionar este terrible acto, que provoca una latente contaminación al medio de ambiente. Las solución sería aplicar sanciones a quienes incurran en dichas prácticas o definitivamente, el edil medillense, deberá de invertir recursos para que este canal sea entubado y así impedir que sea un basurero a cielo abierto, como hasta el día de hoy han convertido el cauce los ciudadanos inconscientes y faltos de civilidad.

El presidente municipal de Medellín de Bravo, además, se ha detectado no ha implementado obras relevantes en su territorio. En un recorrido que se hizo tanto en localidades como El Tejar y en la cabecera municipal  -donde se encuentra enclavado el ayuntamiento- se puede observar el abandono y la falta de compromiso.  Un gran porcentaje de sus calles, se encuentran en el olvido. Sin obra pública, sin alumbrado público. Baches en donde existen calles pavimentadas, en las cuales según la versión de los ciudadanos, han permanecido en dicha condición desde administraciones anteriores y que advierten que Hipólito Deschamps tampoco ha realizado.

Actualmente el alcalde “llora” porque los diputados locales ya decidieron quitarles el Ramo 023. Pero ni él, ni Humberto Alonso Morelli y Fernando Yunes Márquez, han utilizado dicho presupuesto para el bien social; se desconoce que hacen realmente con él o si lo etiquetan para otras “necesidades” de su municipio.

 

El día 09  de enero del 2018, el colega periodista, Jesús Santander dejó de contestar las llamadas. Su jefa, Liliana Barradas del portal de noticias Expresión de Veracruz, intentó por equis número de veces ubicarlo y su teléfono celular siempre la mandaba a buzón en automático. No se presentó a trabajar y por ello, despertó incertidumbre su ausencia pues de acuerdo a la versión de su jefa, es muy responsable.

Varias colegas advierten –que conocen y tienen amistad con él- que el último lugar en donde lo vieron, fue en el Congreso del Estado el día 08 de enero del año en curso. Desde ese día, nadie había podido hacer contacto con él, como tampoco les  fue posible verificar si se encontraba en su domicilio. Desconocían la dirección actual y el único que sabía su actual residencia es Jorge Morales Vázquez, secretario ejecutivo y Ana Laura Pérez Mendoza, presidenta; ambos de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP). Jesús Santander había sido reubicado por dicho ente, luego de las amenazas que recibió en su anterior domicilio.

El elefante blanco fue el encargado y responsable de buscar e instalarlo en su nuevo domicilio. Por ello, los colegas le solicitaron a Jorge Morales y Ana Laura Mendoza que le proporcionaran su dirección para constatar si no se encontraba en ella. Estos se justificaron –e interfirieron en la búsqueda- que sólo lo harían a través de los canales oficiales de las instancias procuradoras de justicia.

Colegas en la ciudad de Xalapa alertaron a los medios de comunicación sobre su desaparición. Compañeras periodistas, acompañaron a Liliana Barradas a interponer la denuncia pertinente ante la Fiscalía General del Estado, donde notificaron que el secretario ejecutivo de la CEAPP, Jorge Morales, se habría negado a establecer protocolos para la búsqueda del compañero y a brindar información sobre la dirección de su vivienda.

Otro colega de la zona sur, se dio a la tarea de localizar a la  familia del compañero. Llegaron a casa de su madre, quien quedó en shock al saber que su hijo estaba desaparecido. Sus familiares advirtieron que ahí no se encontraba y que se había trasladado a la ciudad de Xalapa desde el lunes.

El caos se empezó a presentar, cuando la prensa oficial de la CEAPP inició a filtrar en las redes sociales la versión de que Santander ya había aparecido. Supuestamente se encontraba en buen estado de salud. Dicha estrategia es una mecánica usual ordenada por el secretario ejecutivo y la presidenta de la CEAPP. Una cobarde y patética estrategia para engañar, para manipular y criminalizar a la víctima.

A través de una cuenta de Facebook, un tipo de nombre Karlos Benitz quien según su perfil en la red social, se “vende” como Asesor y Consultor en Materia y Marketing Político, Campañas Electorales y DDHH en la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión y demás monerías; publicó “Jesús Santander de la Zona Sur de Veracruz está sano y salvo (…) Me confirman (…) Gracias amigo y periodista Noe Zavaleta corresponsal de la revista Proceso en el estado de Veracruz, por la aclaración y confirmación (…)”. En la interlocución por mensaje de inbox al tipo, dijo que Ana Laura Pérez Mendoza le había confirmado que el colega se encontraba bien y que ya había sido ubicado.

Lo curioso de este entramado, es que desde tiempo atrás, Jesús Santander ha sido literalmente hostigado por el propio secretario ejecutivo de la CEAPP, Jorge Morales Vázquez. Desde tiempo atrás, Morales le exigía que le entregara documentación importante que el colega tenía y que evidenciaba la falta de atención que la comisión había incurrido con relación a su delicado caso.

Era muy sospechosa la actitud de Ana Pérez Mendoza. Su respuesta pasiva pese a la gravedad de la situación, alarmaba. “Buenas noches, respetuosamente les solicitamos que mantengan la calma. Ya hemos tenido incidentes parecidos con el compañero Santander, y hasta ahora no tenemos indicios de que haya sucedido algo que implique un riesgo mayor. De todas formas estamos procediendo como se debe”. Jamás hicieron absolutamente nada. Pero su tranquilidad parecía una postura cínica de parte de la columnista de Notiver y presidenta de la CEAPP.

Su renuencia a proporcionar la ubicación del domicilio del colega ahora, se convierte en una sospechosa conducta que la autoridad deberá de tener en cuenta. La mujer notiveriana, insistía sobre el respeto de un protocolo y dijo que la información sobre su ubicación, solo la harían a través de las conductos oficiales, para supuestamente salvaguardar la integridad física del compañero.

En la madrugada, luego de que Liliana Barradas y otras compañeras del gremio interpusieron la denuncia ante la FGE. Al término de la diligencia, el fiscal solicitó a Jorge Morales le proporcionara la ubicación de Santander. Su postura era indignante. Continuaba negándose a proporcionar información sobre el domicilio del compañero. Nadie entendía su cerrazón. Hablaba de una “secrecía” institucional que le exigía la autoridad.

A todos nos parecía extraño que tanto la señora presidenta y el secretario ejecutivo manifestaran una tranquilidad inusual. Siempre argumentaban que Santander se encontraba sano y salvo. Como si ellos, contaran con información privilegiada sobre la condición de él. Como también sus periodistas oficiales, utilizaron la misma estrategia de siempre. Calumniar. Temen perder su “chayotito” que mes con mes le arroja Ana Laura Pérez Mondoza les proporciona.

El día 10 de enero del año en curso, Jesús Santander despertó desorientado. Recuerda con horror que en la madrugada del día anterior, cuando se encontraba dormido, una mano que le tapaba la boca. El “trapo” que le impedía respirar estaba humedecido con algo que le impedía poder aspirar oxígeno. Fue hasta la mañana del 10 de enero del año en curso que despertó. No entendía que había pasado y lleno de miedo se dio cuenta que su vivienda se encontraba absolutamente revuelta. Como pudo revisó –no cuenta con muchos posesiones- y rápidamente se percató que el expediente completo de la CEAPP y de la Fiscalía General del Estado, habían desaparecido junto con dos mil pesos y su aparato celular y una lap top. Esos documentos que tanto le exigía Jorge Morales.

El desorden fue tal vez el escenario perfecto para dar el mensaje de un robo. Se vistió y tomó la decisión de salirse del lugar que el propio Jorge Morales Vázquez había buscado para él, ya que su chofer de Morales (Galdino), resguardó hasta el nuevo domicilio al periodista, incluso pidió informes a la casera del costo de la renta. Nadie más sabía dónde vivía. Fue la orden expresa que le impuso el secretario ejecutivo, luego de que lo instaló en el lugar. No podía darle la dirección a nadie. Ni a su familia, ni a su jefa, quien un día antes, desesperada lo buscaba por todos lados y terminó interponiendo una denuncia en la FGE por su desaparición.

Solo atinó a marcarle a Liliana Barradas para advertirle lo sucedido.  “Entraron a robar a mi casa (…) Me drogaron (…) Yo no sabía hoy que desperté que día era (…) Se llevaron papeles de la fiscalía, de la CEAPP (…) Apenas hoy recuperé el conocimiento”. Jesús estaba realmente alterado, asustado, desorientado y con mucho miedo. En su conversación se podía constatar el horror que este hecho le había originado.

Jorge Morales se trasladó al café de La Parroquia ubicado en calle Enríquez zona centro de la ciudad capital, para hablar con los medios donde dio declaración absolutamente falsa. Notificó a los medios de comunicación que Santander estaba haciendo atendido por la CEAPP oportunamente y que lo acompañarían a la fiscalía a declarar.

Mentira tras mentira. Cuando los colegas que mantenían al resguardo fueron quienes realmente le impidieron a Jorge Morales hacer presencia ante la fiscalía. Jesús Santander interpondría su denuncia ante las autoridades lejos de él y sin ayuda de ese elefante blanco.

Luego de este acontecimiento, muchas preguntas saltan y evidencian un modus “operandi” muy absurdo y “pendejo” por parte del o las personas que se metieron a la casa de Jesús Santander.

 Las autoridades la tendrán muy fácil para dar con los autores intelectuales responsables de este gravísimo hecho. El secuestro agravado será la línea de investigación del o los responsables de este acto delincuencial perpetrado en contra del joven periodista. La cárcel, será pues, la próxima morada de quienes operaron y orquestaron este acto cobarde y ruin. Digno de mentes enfermas y psicóticas.

Otra pregunta importante que uno debe de hacerse, es:

¿A qué ladrón le puede beneficiar el expediente completo de la CEAPP y la fiscalía?

¿Se podrán vender estos papeles –que para un ladrón común los utilizaría como papel de baño para su casa- al mejor postor?

¿Quién podría beneficiarse por este hurto?

¿Será que tanto Jorge Morales, Ana Laura y sus amigos periodistas sabían que Santander estaba en su casa inconsciente?

Habría que preguntarles al secretario ejecutivo y a la señora presidenta de la CEAPP, pues ambos tendrán que aportar información al respecto y el valor que tiene una montaña de papeles que solo tenían valor para la Comisión y para el hoy afectado.

P.D. Mensaje encriptado:

¿En qué momento te convertiste en una basura? Que le heredarás a tu hijo. El karma es la única ley a la que jamás podrás escaparte. Recuérdalo. Estaré atenta para cuando te llegue y ser la primera en festejarlo.   

SESVER deja sin insulina al sector salud

Lunes, 10 Diciembre 2018 18:53

Enfermos de diabetes que están integrados al Seguro Popular, se encuentran muy preocupados, pues están reportando que en el Hospital General de “Alta” Especialidad en el municipio de Veracruz, les están negando la insulina. Autoridades de dicho nosocomio, argumentan que por el “cambio” de gobierno, el medicamento se encuentra suspendido hasta nuevo aviso.

La situación si es preocupante, luego que para poder controlar su enfermedad, estos enfermos requieren del medicamento y necesitan que este les sea entregado en tiempo y forma, para poder mantener sus niveles de azúcar; de no hacerlo, su salud está en riesgo y en el peor de los casos, podría caber la posibilidad que su vida esté en riesgo.

El reporte se le hizo al secretario de Salud, Roberto Ramos Alor el día sábado 08 de diciembre del año en curso, por parte de la columnista, el cual manifestó su preocupación e indicó daría instrucciones para que este problema fuese subsanado por parte del área de Atención Médica. La promesa es que el día de hoy lunes 10 de diciembre, la insulina sea distribuida entre los pacientes y así su salud no resulte comprometida.

Es realmente preocupante la situación; pues desafortunadamente hay enfermos de diabetes que se trasladan de lejanas comunidades para poder obtener su medicamento en el Hospital General. Son personas de bajos recursos, a quienes se les complica trasladarse y hacerlo implica un gasto. Desafortunadamente para las autoridades del  Hospital General “Alta” Especialidad y la Secretaría de Salud del gobierno del estado, no reparan en las consecuencias que genera el desabasto de medicinas.

Una persona no tan sólo tiene que cargar con su enfermedad, sino también tiene que soportar la negativa del hospital para proporcionarle la insulina que necesitan para poder dar calidad de vida a su cuerpo. Y pese a lo mal que puedan sentirse a causa de su padecimiento, tienen que regresar con las manos vacías a sus comunidades.

Pierden dinero, pierden tiempo y les provocan un estrés por no contar con el dinero suficiente para poder comprar su insulina.

Un cambio de gobierno no debe ser la justificante del desabasto de un medicamento. El problema debe de ser atendido desde el fondo, porque no creemos que por el cambio no tan solo de gobierno sino de partidos políticos, esté generando en el Hospital General de “Alta” Especialidad del puerto de Veracruz que los medicamentos no estén siendo entregados a los enfermos.

Casi podemos asegurar que el desabasto debe estar generándose en los 212 municipios que comprende el estado de Veracruz. Por ello, es necesario que las autoridades del sector salud, atiendan de manera inmediata dicha problemática para impedir que quienes hacen uso de este servicio, dejen de poner en riesgo su vida.

Las mentiras de los Informes de Resultados de los alcaldes

El día de hoy a las 18:00 horas el presidente municipal de Medellín de Bravo, Hipólito Deschamps Espino Barros, llevará a cabo su Primer Informe de “Resultados” en un reconocido hotel de Playa de Vacas. Los promocionales en la XEU, advierten más o menos cuales son los “grandes logros” del edil. Lo curioso es que siempre, estas supuestas acciones o proezas que según realizan, se contraponen con la triste realidad del municipio que gobiernan.

Habitantes de Medellín de Bravo, advierten que el alcalde Polito Deschamps no ha hecho gran cosa en su cabecera municipal. Calles sin atender, baches, problemas en la recolección de basura y solo ha instalado una pequeña parte de alumbrado público –acciones de relumbrón- pero muchas colonias se encuentran totalmente olvidadas por el municipio y son una verdadera “boca de lobo”.

En un recorrido que realizamos en Medellín de Bravo, se puede observar la falta de compromiso del alcalde. La mayoría de las arterias se encuentran sin pavimentación, sin guarniciones, sin drenaje, sin baquetas. Calles llena de charcos, bastante hondos a causa de cráteres en la terracería, provocando vialidades poco transitables para los vehículos y para quienes caminan por ellas, pues siempre resultan con su calzado lleno de lodo porque no hay banqueta por donde caminar.

Conclusión, los alcaldes de ninguno municipio debería de gastar un solo peso para la presentación mediática de sus informes de resultados. El dinero que ocupan para la promoción, no debe de ser “cacareado” con dinero del pueblo. Al final, las acciones que ellos realicen –sean pocas o muchas- son parte de sus obligaciones como alcaldes. Para llevar a cabo el acto mediático de un Informe de “logros”, gastan del erario la contratación del espacio –en este caso un hotel-, el pago de equipo de sonido, la decoración. Todo un show. El dinero debería ser destinado para mejoras del municipio y no para promocionar acciones que tienen obligación realizarlas. No necesitan que éstas sean aplaudidas por el pueblo.

La 4ª Transformación comienza en nosotros

Sábado, 01 Diciembre 2018 15:45

 

No pienso que las cosas vayan a cambiar drásticamente en el estado de Veracruz, por haber ganado Morena y por ende Cuitláhuac García Jiménez la gubernartura del estado. Por ello la declaratoria de Crisis por Violación de Derechos Humanos en Materia de Desaparición del ya ejecutivo estatal como parte de su discurso en su toma de protesta.

La violencia en la entidad, está en el punto más caótico. Imparable. Lo que inició con Fidel Herrera Beltrán, prevaleció y se mantuvo con Javier Duarte de Ochoa y se incrementó con el ya ex gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares; que en dos años, dejó a Veracruz en un verdadero campo minado. Un estado pobre, con un mundo de empresas fantasmas para enriquecerse a manos llenas, pero las reales, él mismo las llevó a la quiebra –por no pagarles- y el otro tanto, el crimen organizado que les cobraba derecho de piso y si no terminaban “curiosamente” incendiadas.

Componerle el rumbo a Veracruz puede llevar años. Por ello, es de risa ver a la prensa azul despotricar en la redes sociales en contra del morenismo. Critican lo que aplaudieron.

Critican minucias circunstanciales, como que Cuitláhuac García tomó protesta antes de la media noche ante el pleno. Mientras que a Fidel Herrera, a Javier Duarte y a Yunes Linares, le perdonaban las atroces muertes que ocurrían diariamente en el estado; le perdonaron que su dirigente estatal y sus colaboradores cercanos, hayan convertido su paso en el puesto para robar a través de empresas fantasmas y no tan sólo le perdonaron las muertes de colegas, sino hasta coadyuvaron por el dinero que Yunes Linares le arrojaba al suelo, a calumniar las memorias de esos muertos.

La decisión que el pueblo de Veracruz tomó, fue con la finalidad de demostrar que ni Fidel, ni Duarte ni el “todopoderoso” Yunes Linares, pueden con su gente. El veracruzano no sabe si se volvió a equivocar con el gobierno de la 4ª. Transformación, pero al menos mantiene una esperanza de componer lo que con el Partido Revolucionario Institucional y el Yunismo –porque ni siquiera podemos decir el PAN- se había perdido.

Los cambios si es que existirán, se verán viendo con el transcurso del 2019. Pero ese cambio, debe de ser de todos. Si queremos que en realidad la corrupción pare, tenemos que dejar de fluir en nuestro propio contexto. Si queremos que las calles luzcan limpias, si queremos que no haya perros abandonados; si queremos que se termine la corrupción; pues deja de tirar basura en la vía pública, esteriliza a tus mascotas para evitar la proliferación de animales y no compres animales de raza y no des “mordidas” en los juzgados, a los oficiales de Tránsito, a los policías.

La expectativa es mucha, la necesidad es una cruda realidad pero la esperanza es más. Al final, los veracruzanos abortaron nuevamente un gobierno lleno de corrupción, un gobierno soberbio, un gobierno que pretendía hacer su paso en el poder, un negocio familiar. Solo queda uno, se quedó solo y hay muchas voces que advierten que terminará renunciando para poner tierra de por medio junto con su padre, su violentada madre, hermanos, esposa, cuñadas e hijos. El costo político que originaron es fuerte y tal vez haya mucha de verdad de esa versión.

En lo personal, no tengo una bola de cristal para saber el futuro que le depara a Veracruz. Es incierto. Pero lo que si tengo plena seguridad, es que como ciudadana me encontraba harta. La falta de respeto a la labor periodística por parte de los yunistas era ya insufrible.

En conclusión, celebro que ya se fueron, solo resta sacar a uno del municipio de Veracruz.

Página 1 de 46